Cuando has perdido el volumen de voz, o cuando tienes dificultad para agarrar el teléfono con las manos, es de gran utilidad el micrófono con auriculares. Hay muchos modelos y tenemos que buscar el más cómodo para cada usuario.

Como producto de apoyo, permite a personas con dificultades de voz aumentar el volumen de sus palabras, haciéndolas más inteligibles a sus interlocutores o amigos.

Otra opción es poner “el manos libres” del teléfono, pero cuando estamos acompañados, se pierde la intimidad de la conversación.