Sí soy feliz, a pesar de llevar 16 años luchando con esta maldita ELA, que me tiene discapacitado, y que necesito una cuidadora las 24 horas del día, para todas mis necesidades diarias, y son muchas, pero a pesar de la ELA, soy feliz por todas estas grandes cosas que me ha dado la vida .

1ª)  Y principal porque cuento con mi esposa María, mi cuidadora, madre, y abuela, que es el soporte de toda mi familia, que junto a mis hijas, y nietas, forman el entorno perfecto para que mi felicidad sea completa .

2ª)  Que siempre he podido contar con los amigos, y familiares menos directos, cuando hemos tenido necesidad de ellos, a pesar de no poder, seguir el ritmo de vida de cualquiera de ellos .

3ª)  Que mi enfermedad siempre ha estado muy controlada, por los diferentes profesionales que han tenido que tratarme, tanto en la Sanidad Andaluza, como en las Asociaciones a las que pertenezco, aunque siempre se puede mejorar .

4ª)  Que todavía a pesar de mi discapacidad, puedo disfrutar de mi gran hobby la romería del Rocío, y disfrutar de sus caminos con un carro adaptado, y gracias a las redes sociales, compartir vivencias sin salir de casa con muchos rocieros, y afectados y familiares de la ELA.

5ª)  Que por mis sentimientos religiosos, me despierto todos los días dando las gracias a Dios, y a la Virgen del Rocío, por poder seguir disfrutando de todo lo bueno que me rodea, y seguir siendo yo mismo .

Aunque a pesar de mi felicidad, dentro de mi cabeza hay un hueco, para pedir a políticos, y mandatarios, del mundo, que se reconozca las necesidades que tienen los afectados de la ELA, cuidadores, y familiares, que en muchos casos se encuentran abandonados a su suerte, con esta maldita ELA, con la que convivimos más de 4000 afectados, y les pedimos financiación para las distintas asociaciones de ELA, y sobretodo apoyo para la investigación .

INVESTIGACIÓN = SOLUCIÓN

Entrada publica en el facebook personal de Enrique Gil Sotomayor, paciente con ELA de Huelva