El Hospital del Vall d’Hebron, de Barcelona, tratará a los enfermos de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) con un cóctel de tres fármacos, dos de ellos nuevos: Masitinib y Edaravone, en cuanto estén en el mercado, lo que supondrá intentar atajar la progresión de la ELA por otro camino.

El doctor Josep Gámez, coordinador de la unidad y del grupo de investigación del Sistema Nervioso Periférico del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR), ha explicado que este hospital ya trata actualmente a sus pacientes con el tradicional Riluzol, aprobado hace unos veinte años, y con el Masitinib, en cuyo ensayo clínico han participado unos 180 enfermos de toda España.
Gámez calcula que el Masitinib podría estar en el mercado en los próximos seis o nueve meses, después de que la Agencia Europea de Medicamentos lo autorice.

El tercer componente de este cóctel contra la ELA será el Edaravone, aprobado recientemente por las autoridades sanitarias de Estados Unidos y también de Japón, país en el que se ha ensayado durante seis meses.

“Yo pienso que no haría falta hacer un nuevo ensayo para la combinación de los tres fármacos, que aplicaremos siguiendo la estrategia que se ha usado anteriormente con el Sida o con algunos cánceres”, ha indicado el doctor Gámez.

El fármaco Masitinib, que se administra por vía oral, retrasa, según los resultados de los ensayos clínicos, en un 20% la progresión de la ELA, un porcentaje que en algunos enfermos aumenta hasta el 27%, mientras el medicamento japonés lo hace entre un 10% y un 15%.

La combinación de los dos, más el Riluzol, que hasta ahora era el único existente contra la ELA, supondría una verdadera revolución para combatir el progreso de esta enfermedad, ha considerado el especialista del Vall d’Hebron.

Fuente de la información: ABC