Liderados por el ingeniero de Telecomunicación Ricardo Ron, este equipo de la Universidad de Málaga (UMA) que, se enmarca dentro del Grupo de investigación ‘DIANA’, ha dado un paso más hacia la accesibilidad. Se trata del proyecto ‘SICSE’, una interfaz cerebro-computadora de bajo coste que mejorará la comunicación de personas con discapacidad motora severa, entre ellas la ELA.

Este grupo de investigación, lleva trabajando 15 años en este proyecto para progresar en el desarrollo de sistemas de tecnología avanzada que se puedan controlar desde el cerebro, dirigidos a personas que sufren discapacidad.

“Ya existen otras herramientas que trabajan en este sentido. Sin embargo, hasta el momento, no hay un sistema de comunicación fácil de manejar como el que nosotros proponemos y, lo más importante, accesible, por su bajo coste, para la gran mayoría de pacientes”, afirma el profesor de la UMA.

Una nueva aplicación que busca una solución tecnológica sencilla, configurable por los propios familiares del paciente. Se trata de un complejo gorrito tecnológico, que lleva la suma de electrodo, amplificador y procesador para lograr una comunicación efectiva a través de símbolos y letras y a partir de señales cerebrales.

Esta iniciativa de investigación ha sido una de las tres seleccionadas en la segunda convocatoria de ayudas a proyectos de investigación para el desarrollo de tecnologías accesibles promovida por INDRA y la Fundación Universia. Un reconocimiento nacional, de entre más de 70 propuestas presentadas, que dotará al proyecto de la UMA de financiación para su desarrollo durante un año.

Los investigadores están buscando pacientes con ELA en Málaga que quieran participar en este proyecto. Los profesionales se trasladarán a los domicilios de los pacientes para hacer las prácticas y uso de este sistema de comunicación. Si deseas participar, comunícalo a la Asociación ELA Andalucía 954 343 447 / ela.andalucia@gmail.com