La Semana Grande Donostiarra se ha convertido en un referente mundial de lucha contra la ELA , al ser el lugar elegido para un nuevo proyecto de la asociación Siempre Adelante. Durante los días 14 y 15 de agosto, el nadador de ultra larga distancia en aguas abiertas, Jaime Caballero, emprendió un nuevo reto que bajo la denominación de MarELA, consistía en nadar 25 horas continuadas anocheciendo y amaneciendo en el mar con salida el propio día 14 de agosto desde la playa de la Concha. Poco después de mediodía, sobre las 12,30 arranca la gran aventura. Después de unas vueltas a la bahía, se ponía rumbo a media tarde al Urumea. La pleamar a las 19,40 facilitará el ascenso del río hasta el Puente de Hierro, Riberas de Loyola o el tramo más lógico al momento del reto. Después: bahía de nuevo, mar adentro, y todo lo que la noche y el día siguiente den de sí.

Jaime Caballero es la primera persona en intentar y conseguir dicho reto y, especialmente, por hacerlo sin ningún tipo de ayuda externa que aumente su flotabilidad, propulsión. Es decir, sin neopreno, aletas o similares.

Son tramos conocidos para el nadador donostiarra ya que en esas aguas se desarrolló como competidor altruista e inició los primeros retos que tienen en la actualidad alcance internacional.

En este agosto del 2018, con marELA, ha marcado un un nuevo episodio en las brazadas solidarias de Jaime Caballero para dar visibilidad a los enfermos y conseguir una mejor calidad de vida.

La Asociación Siempre adELAnte, la Fundación Luzón y la Asociación ELA Andalucía, entre otras, trabajan conjuntamente para la consecución de los objetivos que mejoren la calidad de vida y asistencial de estos enfermos.

Fuente de la Información: ABC de Sevilla, Amalia Lérida