Las mascarillas son EPIs (Equipos de Protección Individual). Su función es proteger y protegerse de la exposición de contaminantes a través de las vías respiratorias. No sólo se utilizan para el Covid-19, sino en multitud de casos (aislamiento por gotas, aislamiento inverso, alergias, etc).

Europa recomienda el uso generalizado de mascarillas como «medida de control para reducir la propagación del coronavirus», y el ministerio de Sanidad español, las recomienda en el «trayecto en transporte público», donde habrá que mantener además, la distancia de uno o dos metros para evitar contagios.

Es importante tener en cuenta una serie de consideraciones antes de elegir un tipo de mascarilla y realizar un uso correcto de las mismas.

¿Qué tipos de mascarillas hay? ¿Cuánto protegen? ¿Cuál debo elegir en mi caso?

Seguir leyendo AQUÍ

RECORDATORIO: aunque en estos momentos de pandemia es importante el uso de mascarillas en espacios cerrados concurridos, como tiendas o transporte público, debemos recordar que es más importante la higiene pública y personal, como el lavado de manos.

¿Cuánto cuestan?
Antes de la crisis del coronavirus, una mascarilla quirúrgica costaba alrededor de 50 céntimos (normalmente se vendía en paquetes de diez); un pack de 20 mascarillas FFP1, 24 euros (1,20 por unidad), las FFP2, alrededor de tres euros la unidad; y las FFP3, entre cinco y diez euros (dependiendo de la marca). Cuando se acabaron los ‘stock’, se estaban vendiendo por siete veces esos precios.

¿Sirven las mascarillas caseras?
Los científicos afirman que no, que sólo aportan un efecto placebo o una falsa sensación de seguridad. Pero dada la «situación actual de estado de alarma», incluso el Ministerio de Industria ha publicado una guía para fabricar mascarillas caseras.