El médico de Familia

medico de familiaEl médico de familia, o médico de cabecera, forma parte del Equipo Interdisciplinar que atiende a las personas afectadas de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). El médico de familia está dentro de Atención Primaria de Salud, en nuestro Centro de Salud más próximo.

Son los profesionales más cercanos al paciente y su referente Atención Primaria. Posiblemente, conoce al afectado y a su familia desde hace muchos años y por tanto tiene conocimiento de la fortaleza o no del pilar familiar y de todas sus circunstancias familiares.

Con frecuencia, la primera consulta de un paciente sobre algún síntoma relacionado con la ELA, es a su médico de familia.

El Diagnóstico de Sospecha

El profesional de Atención Primaria conoce los síntomas iniciales de la ELA y deben mantener una alta sospecha para indicar las pruebas y derivaciones necesarias.

El diagnóstico precoz de la enfermedad es beneficioso por varios motivos:

  • Porque el paciente con ELA, al encontrarse en una situación de deterioro progresivo sin tener un diagnóstico seguro, le genera gran ansiedad, depresión… Esta situación debe prolongarse el menor tiempo posible.

Las pruebas complementarias y procedimientos necesarios en cada caso deben agilizarse dentro de lo posible. En algunos casos puede ser necesario repetir alguno de los procedimientos y reevaluar clínicamente al paciente en varias ocasiones, por ello, las visitas no deben espaciarse excesivamente hasta que se pueda hacer un diagnóstico firme.

Con un diagnóstico precoz el paciente tiene la posibilidad de participar en un ensayo clínico, si este es su deseo. Más tarde no podría debido a las características propias de la patología.

El Seguimiento

El médico de familia garantiza la continuidad de cuidados; para esto necesita la coordinación con el Equipo Asistencial del paciente en el hospital, y el contacto directo con paciente y cuidadores.

Si el diagnóstico definitivo es ELA, los profesionales de Atención Primaria deben disponer de los informes del paciente elaborados por el hospital de referencia. En caso de no disponerse de ellos, pueden contactar con la Enfermera Gestora de Casos del hospital.

Si no posee este contacto, pueden solicitar esta información a SaludResponde 902 505 060 (Fax: 953 018 715 – correo-e: saludresponde@juntadeandalucia.es). SaludResponde dispone de la base de datos que identifica a los pacientes con ELA y a los profesionales de referencia que coordinan su asistencia.

El seguimiento debe realizarse tanto en consultas a demanda del paciente o la familia, como en consultas programadas por el Equipo de Atención Primaria, en domicilio o en el Centro de Salud.

El médico de familia facilita la detección de complicaciones y la prescripción de tratamientos sintomáticos. El seguimiento es necesario para el diagnóstico de complicaciones o agravamiento de la enfermedad; los cuidadores no siempre pueden valorar signos de alerta.

Gestionan los casos de manera individualizada.

Participan en el abordaje conjunto con las Unidades de Cuidados Paliativos para la atención domiciliaria en la fases avanzadas.

Establecen mecanismos de colaboración con las Asociaciones de afectados. Los recursos sociales pueden aumentar la calidad de vida de las personas.

Signos y Síntomas para el Seguimiento en Atención Primaria:

  1. Sialorrea
  2. Disfagia
  3. Pérdida de peso
  4. Disnea-ortopnea
  5. Conservación de la capacidad de toser
  6. Alteraciones psiquiátricas-psicológicas: depresión, ansiedad, labilidad emocional, insomnio
  7. Alteraciones musculares: debilidad muscular, calambres, espasticidad
  8. Alteraciones del lenguaje
  9. Estreñimiento
  10. Dificultades de comunicación-aislamiento
  11. Claudicación familiar

Un paciente bien atendido por un Equipo Asistencial, mejora la calidad de vida individual y familiar y, aumenta significativamente su supervivencia