Entrega de cheque

Muchísimos libros vendidos, 1.700 libros a precio simbólico, 1 € cada libro. Así ha cerrado la Biblioteca Pública Provincial Infanta Elena de Sevilla, su Mercadillo Solidario de Libros celebrado en el pasillo recibidor del edificio durante los días 9,10 y 11 de febrero. Una colección extensa de libros procedente de donaciones de usuarios y, cuando hay excedentes, la Biblioteca los cede para alguna causa social. En esta ocasión, ha sido para ayudar a la Asociación de Pacientes de ELA en Andalucía.

La Asociación va a invertir este donativo en fisioterapia domiciliaria para pacientes con ELA y traqueotomía. Es un programa que ya está en marcha en toda Andalucía. En estos momentos, hay 21 pacientes con estas características en la comunidad andaluza.

La Asociación quiere FELICITAR a la Biblioteca Infanta Elena, por esta iniciativa solidaria y singular del “Mercadillo Solidario de Libros” que cada tres meses se celebra para ayudar a distintas ONGs. Nuestro AGRADECIMIENTO, y con mayúsculas, para todo el personal de la Biblioteca, por la oportunidad tan bonita que nos han ofrecido y por el calor con que recibieron a la ELA y a todos los voluntarios que colaboraron en la venta.

En cuanto a las personas voluntarias que participaron en la venta: Luis, Paco, Dani, Manoli, Lucía, Tomás, Celia, Meli y José, la Asociación lo agradece de corazón, sin vuestra ayuda altruista y generosa, no podemos llegar a todas las actividades que se presentan. Muchísimas gracias a todos.

Hemos vivido anécdotas bonitas… el señor mayor que se lleva 15 libros y dice “vamos a ver si me va a dar tiempo leerlos todos, yo ya tengo 85 años”, las chicas de 17 y 18 años llevándose 5 y 6 novelas, los mayores comprando libros de historia, los más jóvenes de todo tipo y los niños… estos pequeñajos lo leen todo y no se conforman con uno.

En resumen, este Mercadillo ha supuesto una novedad para todos nosotros y una experiencia muy bonita. 1.700 libros vendidos ¡qué alegría! eso deja ver que la sociedad lee y en papel, a pesar de lo que escuchamos todos… que ya nadie lee.