1. Los cierres con velcro hacen posible el “abotonarse” sin botones. También existen cordones elásticos para las zapatillas de deporte.

2. Los chándal de talla grande son comodísimos para todos. Hay que buscar los que se puedan bajar más fácilmente con un elástico en la cintura. Si nos gusta la cremallera delantera, se puede modificar la prenda y coser una.

3. Los calcetines más fáciles de poner son los que no tienen talón.

4. Si vas en silla de ruedas, el abrigo en invierno puede resultar incómodo. Modifica la prenda y abre una abertura trasera en tu abrigo, de arriba abajo, será más cómodo y fácil de poner.

5. En invierno, manejar el joystick de la silla es complicado con guantes y las manos se quedan muy frías. Usa unas bragas de cuello infantil, tienen un tejido muy suave y calentito.

6. Los relieves de un dedal de plástico, como los que usan en los bancos, aseguran mayor fricción, y es más fácil pasar las páginas de un libro o revista.

7. Una almohada como las de viaje, en forma de U, sirve para mantener sujeto el cuello, tanto en la cama, como sentado.

8. Lavarse los dientes resulta más sencillo y efectivo utilizando un cepillo eléctrico.

9. Podemos utilizar una pajita algo más larga de lo normal para no tener que levantar el vaso cada vez que bebemos.

10. Ejercicios sencillos para la respiración: Soplar a través de una pajita o a una vela encendida.

11. Si tienes dificultad para tragar, puedes chupar un hielo antes de comer. Esto ayuda a disminuir el reflejo de náuseas. Pero no olvides comentarlo a tu médico o enfermera en la próxima visita. La tos es un mecanismo de defensa.

12. Cuando las secreciones comienzan a acumularse y ser molestas, pueden reducirse si limitamos el consumo de productos lácteos. En ese caso, debemos tomar el calcio de otra forma. El zumo de limón puede diluir algo la saliva muy “gorda”.

13. Si la comida se acumula en la garganta y cuesta tragar, inclina la barbilla hacia abajo, y no hacia arriba, para pasarla más fácil.

14. Si empezamos a tener problemas de comunicación, tu teléfono móvil ofrece una gran variedad de posibilidades efectivas. Las aplicaciones de voz del móvil, son muy prácticas. Pregunta en tu asociación ELA.