Logopedía

A medida que la ELA evoluciona, la fonación puede verse modificada. Puede que le cambie la intensidad o el tono de la voz (disfonía), que tenga un habla nasal, dificultad en la articulación de la palabra (disartria), e incluso que pierda la capacidad de hablar (anartria). Estas alteraciones son debidas a la afectación de la musculatura respiratoria y/o de algunos nervios craneales, así como al cúmulo de saliva y secreciones en la faringe y en la cavidad oral (sialorrea).

El Logopeda es el profesional que trabaja todos estos componentes: voz, habla, deglución y la comunicación en general. Es el especialista que puede ayudar al paciente.

Recomendaciones de carácter preventivo para el paciente:

  • Utilizar frases cortar eliminando palabras innecesarias.
  • Hablar despacio.
  • Aprender un ritmo de respiración y de pausas adecuado.
  • Dar pistas al oyente mediante la expresión facial, corporal o palabra clave.
  • Usar las aplicaciones disponibles en el teléfono móvil siempre que le sea posible.
  • Mantener una actitud tranquila y relajada a la hora de hablar, procurando un ambiente silencioso.
  • No beber ni comer mientras habla para evitar riesgo de aspiración.
  • No gritar en ninguna ocasión.
  • No tomar cosas ni muy frías ni muy calientes.
  • Evitar el reposo vocal, salvo recomendación médica.
  • Evitar forzar los músculos de la cara, cuello, garganta y hombros, especialmente cuando se habla.

Intervención:

En fases iniciales, el paciente puede incluir ejercicios de terapia del habla: de los músculos orofaciales, de sobre articulación y respiratorios, con énfasis en la respiración diafragmática y costal inferior para optimizar los volúmenes respiratorios. El programa de ejercicios debe ser regular y moderado, ya que de lo contrario podría producir fatiga y empeorar el rendimiento.

VER  Ejercicios para el velo del Paladar

VER  Ejercicios Respiratorios para el Habla

VER  Ejercicios Articulatorios

VER http://disfapp.es/ Es una interesante página donde encontraremos muchos ejercicios y maniobras para retrasar o mejorar la dificultad para tragar alimentos.

Más adelante, cuando se observen signos evidentes de mayor afectación que repercutan de manera importante en la inteligibilidad del habla, se deben ofrecer Sistemas Aumentativos o Alternativos de Comunicación (SAAC) que complementen o sustituyan el lenguaje oral.

Los Sistemas Aumentativos o Alternativos de Comunicación ofrecen Soluciones para Hablar

La finalidad de la Comunicación en el paciente de ELA, no es la expresión de necesidades básicas ni la transferencia de información, sino el mantenimiento del Contacto Social