Imagen de archivo. Adilia y su familia

Tener ELA ciertamente no es una cuestión de risa, pero he descubierto que vivir con ella puede dar lugar a muchos momentos graciosos. La mayoría de mis episodios de “reír a carcajadas” son el resultado de conversaciones incomprendidas, encuentros con la Ley de Murphy o al intentar abrir un bote de pastillas “a prueba de manipulaciones”.

Seré el primero en admitir que mantener mi sentido del humor y “encontrar el gracioso” durante los momentos sombríos no fue mi respuesta inicial al diagnóstico de ELA. Al igual que muchos pacientes con ELA, me hundí en una profunda tristeza y entré en un ciclo de sentimientos de pérdida. Pero en medio de la neblina, logré recordar mis años pasados como educador social y las lecciones que enseñamos sobre el poder curativo del humor. Lentamente, comencé a aplicar humor a mi nueva situación y desde entonces me mantengo positivo. Aquí hay algunas sugerencias que me han funcionado.

¿Por qué nos sentimos malhumorados todo el tiempo?
Resulta que nuestros cerebros están simplemente cableados para ver lo negativo y contemplar todas las formas en que algo puede salir mal. Ese rasgo salvó a nuestros antepasados del peligro y los ayudó a sobrevivir a través de las edades. Pero para los humanos modernos, fijarnos constantemente en lo negativo solo nos llena de ansiedad y preocupación poco saludables.

Para ayudar a que tu cerebro y pensamientos vuelvan a tener un equilibrio saludable, siempre que te sientas negativo, para y concéntrate en algo positivo. Puede ser tan simple como una imagen en la pared, una vista por la ventana o apreciar la ayuda de familiares y amigos. Una vez que identifiques algo positivo, dedica los siguientes 10 a 20 segundos a reflexionar sobre ello y los buenos sentimientos que te produce. Esto activa tu cerebro para liberar los neurotransmisores dopamina y norepinefrina; que son los químicos que “te hacen sentir bien” que nuestro cerebro asocia con la recompensa. Practicado esto a menudo, esta técnica ayudará a tu cerebro a buscar pensamientos más positivos y desarrollar una mejor autorregulación emocional.

Los beneficios de la risa para la salud
Si realmente deseas obtener todos los beneficios de salud que provienen de una vida llena de humor, simplemente haciendo clic en emoticonos de cara sonriente, no cuenta. Tienes que dejar que tu cuerpo experimente físicamente “reír a carcajadas”.

En el libro de 1979, “Anatomía de una enfermedad”, el Dr. Norman Cousins escribió sobre su diagnóstico de una enfermedad degenerativa (espondilitis anquilosante) y su régimen autoimpuesto de ver un flujo continuo de películas cómicas. El Dr. Cousins descubrió que 10 minutos de risa que le doblaban el vientre le proporcionaban dos horas de sueño sin dolor.

La investigación muestra que la risa trae más oxígeno a nuestros pulmones, estimula nuestros corazones, aumenta nuestra inmunidad y está relacionado con el alivio del dolor. Además, una buena carcajada suele provocar un “zumbido” de la relajación corporal total.

Consejos y sugerencias
Al igual que muchos de los otros comportamientos de salud positivos que seguimos, el humor y la capacidad de reírse de los limones de la vida es un hábito que se puede aprender.
Comienza agregando algunas estrategias a la vez, como:
• Emprender el día con la mente abierta y busca activamente oportunidades para “encontrar lo divertido”.
• Crea tu propia lista de vídeos divertidos, películas o programas de televisión que seguramente te harán reír.
Intercambia chistes con familiares, amigos y cuidadores. Los verdes también valen.
• Desafíate a reír a carcajadas al menos una vez al día.

No confundir
Lamentablemente, un síntoma no tan gracioso de la ELA es la labilidad emocional, una afección molesta caracterizada por la variabilidad de emociones con episodios de risa o llanto repentinos e incontrolados. Arrebatos que no están relacionados con la situación y no necesariamente coinciden con la sensación de la persona, pero puede controlarse con medicamentos.

Sin embargo, para aquellos de nosotros que no sufren de labilidad, agregar un poco de humor a nuestras vidas no solo es beneficioso, sino que es vital para nuestro bienestar.

Testimonio compartido de Als New Today