Soy Jorge Murillo, ingeniero de Telecomunicaciones y enfermo de ELA en fase avanzada. Os digo esto porque os voy a hablar de la nueva aplicación de Samsung para poder comunicarnos: TallK, desarrollada por Irisbond en colaboración con Samsung y la Fundación Luzón. Como usuario experto en sistemas de comunicación por mirada, voy a intentar explicar, sin palabras técnicas, las características, funcionamiento y utilidad de dicha aplicación.

TallK es una aplicación gratuita para tabletas únicamente de la marca Samsung. Los modelos compatibles los podéis consultar al final de este escrito (1). Lo más importante que hay que dejar muy claro es que no se trata de una alternativa a los dispositivos de mirada como Irisbond Dúo o los diferentes modelos de Tobii (PCeye mini, PCeye 5 o Eye Tracker 5). No se trata de una aplicación para controlar el ordenador o la tablet en este caso. Se trata de una aplicación para poder comunicarnos. Por así decirlo, es el siguiente paso de utilizar el MegaBee y antes de aventurarse a utilizar un dispositivo de mirada de los mencionados anteriormente. Únicamente es para hablar. Se trata de una aplicación que hay que abrir pulsando en ella con la mano, quien pueda, o bien que tu cuidador o familiar la abra.

Una vez abierta, utiliza la cámara frontal de la tablet Samsung para localizar tu cara y tus ojos. Previamente hay que sujetar la tablet con uno de los brazos articulados (preferentemente de la lista adjunta más abajo (2)) y en un lugar que tenga detrás del usuario un fondo lo más uniforme posible y con la habitación bien iluminada, evitando reflejos directos tanto en la cara del usuario como en la tablet Samsung. En ese momento, con la aplicación abierta, nos encontramos con las indicaciones para llevar a cabo la calibración. La aplicación nos indicará por medio de mensajes y colores si tenemos que alejarnos, acercarnos, subir o bajar nuestra posición o la de la tablet. Y luego hay que mirar fijamente a las 5 dianas que irán apareciendo en las cuatro esquinas y centro de la pantalla. Aprobamos o mejoramos nuestra calibración y ya podemos empezar a comunicarnos.

Aunque hay disponible un vídeo con la explicación visual de las diferentes pantallas y su utilidad, yo os voy a hacer un pequeño resumen. Repito. Se trata de una aplicación que sirve únicamente para comunicarnos mientras esté abierta, una vez que la cerremos no podremos hacer absolutamente nada. Tenemos una pantalla con las letras agrupadas en bloques para escribir, también con una predicción de palabras. Una vez que hemos escrito el texto, lo podemos reproducir mirando al cuadro de texto. Esta será la pantalla con la que más nos tendremos que familiarizar. Luego, en esta primera versión, tenemos otra pantalla con un banco de frases, dónde podremos añadir las frases que utilicemos más frecuentemente, para no tener que escribirlas. Y otra pantalla con el historial de frases utilizadas, por si necesitamos repetir algo dicho anteriormente, poder rescatarla sin volver a escribirla. También tenemos otra pantalla para volver a calibrar si vemos que hemos perdido la posición o precisión. Además de una pantalla de información para recordarnos lo básico, y una última de configuración, para seleccionar el idioma, el tiempo de clic, el volumen o el tamaño de letra.

En definitiva, TallK es una aplicación muy básica que únicamente nos permite una comunicación sencilla con la gente. Repito. No sustituye a los dispositivos de mirada de Irisbond o Tobii. No vamos a poder manejar nuestra tablet Samsung. Nos tiene que abrir la aplicación una tercera persona para empezar a usarla. No se puede utilizar en la silla de ruedas, en movimiento, pues requiere una gran estabilidad. Exige unas buenas condiciones de iluminación (sin reflejos ni brillos sobre la tablet o el usuario) y con un fondo lo más plano y claro posible, lo cual pone muy difícil su uso en exteriores y, en definitiva, en un lugar que no sea nuestro rincón de casa de espaldas a una pared sin cuadros. En definitiva, demasiadas exigencias y limitaciones de uso.

En conclusión, TallK es una aplicación que es una herramienta básica y únicamente para la comunicación. En mi opinión, pensada para los enfermos avanzados de cierta edad sin un manejo habitual de ordenadores, tablets o smartphones (teléfonos móviles inteligentes), incluso ya antes de la enfermedad. Afectados sin interés por manejar un ordenador con la mirada, con una estancia domiciliaria relativamente estática, que ya se maneja con el MegaBee o tableros de comunicación similares y quiera ir un poco más allá. Para los enfermos con más actividad e inquietudes, existen soluciones en el mercado que nos ofrecen muchas más funcionalidades y, alguna de ellas, por un precio muy similar a la tablet Samsung más barata.

En cuanto al desarrollo, se está trabajando para mejorar la aplicación, tanto en su detección de mirada y calibración, como en su funcionalidad. Por ejemplo, se hace imprescindible un botón de pausa para que no hagamos clic en ninguna parte al mirar a la pantalla. Esto es vital a la hora de familiarizarnos con las diferentes pantallas durante los primeros usos o cuando mantenemos una conversación y estamos escuchando, o simplemente, porque no queremos hablar porque estamos viendo la televisión, pero no la queremos cerrar porque en cualquier momento podemos necesitar algo. Están trabajando en ello para la próxima actualización. Igualmente, la distribución de las letras está diseñada por su probabilidad estadística en ser utilizada, y difiere mucho de la posición en un teclado o en el propio MegaBee, y quizá sea mejor que se asemeje a algo con lo que el afectado esté más familiarizado. Son pequeños matices que pueden ayudarnos mucho y por lo que vamos a intentar que acepten nuestra colaboración, ya que puede llegar a ser una herramienta muy útil para cierto sector muy específico de los afectados de ELA.

Seguiremos informando de los avances que se sucedan y poder recomendar la inversión en una tablet Samsung a según qué perfil de enfermo. Por supuesto, cualquier duda o sugerencia para mejorar la aplicación será bien recibida y, si lo consideramos, se intentará trasladar a los desarrolladores.

Muchas gracias por vuestra colaboración y atención.

(1) Tablets compatibles con TallK.
Tallk es compatible con los siguientes modelos de Samsung Galaxy Tab:
Galaxy Tab A (10.5″, Wi-Fi y 4G, 2018)
Galaxy Tab A (8.0″, Wi-Fi y 4G, 2019)
Galaxy Tab A (10.1″, 32GB, Wi-Fi y LTE, 2019)
Galaxy Tab S3 (9.7″, Wi-Fi y LTE)
Galaxy Tab S4 (10.5″, Wi-Fi y 4G)
Galaxy Tab S5e (10.5″, Wi-Fi y 4G)
Galaxy Tab S6 (10.5″, Wi-Fi y 4G)
Galaxy Tab Active 2 (8″, Wi-Fi y 4G)
Galaxy Tab Active Pro (10.1″, Wi-Fi y 4G)
Galaxy Tab S6 Lite (10.4″, Wi-Fi y 4G)
Galaxy Tab S7 (11.0″, Wi-Fi y 4G)
Galaxy Tab S7+ (12.4″, Wi-Fi y 4G)

(2) Lista de brazos articulados recomendados:
Lista de soportes recomendados para un correcto posicionamiento de la tablet:
1. Opción brazo para mesa económico: https://www.arkon.com/product/TAB086-22-tablet-clamp-mount-22inch.html
2. Opción brazo para mesa incluso silla más robusto y cómodo: https://www.arkon.com/product/TAB802-ipad-wheelchair-mount-clamp.html
3. Opción brazo para silla Displays2go: https://www.amazon.com/-/es/displays2go-Giratorio-inclinable-extensible-ipbysato10/dp/B013RCYMGU
4. Brazos a medida para silla, suelo, cama o soporte de pie con ruedas: https://rehadapt.com/solutions/wheelchair-mounts/standard/
5. Opción brazo económico para mesas auxiliares y camas: https://www.ortoweb.com/brazo-articulado-cymalog