Desde el lunes 4 de enero, y durante dos meses hasta el 2 de marzo inclusive, se pueden solicitar ayudas para rehabilitar viviendas y edificios en Andalucía. Son subvenciones públicas que cubren hasta el 75 % de la obra.

Las Ayudas están destinadas, principalmente, a la instalación de ascensores y reforma de baños para personas mayores o con discapacidad y, cambio de ventanas para el ahorro energético o mejorar tejados en casas particulares y comunidades de propietarios.

Para conceder estas ayudas, la Consejería de Fomento tendrá en cuenta los ingresos económicos de los solicitantes.

Tres son las líneas principales en las que se centran los esfuerzos de las ayudas planteadas por la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía:

Ayudas a la Adecuación Funcional Básica van dirigidas, entre otros destinatarios, a personas mayores de 65 años o con discapacidad reconocida del 40% que quieran adaptar el ancho de las puertas, mejorar la seguridad de la instalación eléctrica o de gas, instalar suelo antideslizante y colocar asideros en los baños, etc, para tener mayor autonomía en su propia casa.

La Adecuación Funcional Básica es la ayuda que más interesa a las familias con ELA. Las bases reguladoras están publicadas en la Orden del 24 de mayo de 2017 

Según esta Orden, podrán ser beneficiarias de las ayudas las personas que reúnan  los siguientes requisitos:

a) Cumplir alguna de la siguientes condiciones:

1. Ser titular de la Tarjeta Andalucía-Junta 65

2. Tener reconocido un grado de discapacidad de, al menos, el 40 por ciento y movilidad reducida.

3. Tener reconocido un Grado de gran dependencia (Grado III).

b) Que los ingresos de la unidad familiar de la persona solicitante no superen 2,50 veces el IPREM, determinados según lo establecido en la Disposición adicional tercera del Decreto 141/2016, de 2 de agosto. Esto es, la unidad familiar no debe ingresar más de 1.300 ó 1.400 euros, una miseria.

c) Residir de forma habitual y permanente en la vivienda objeto de la adecuación.

d) No haber obtenido otra ayuda para la adecuación funcional de la vivienda objeto de la actuación durante los tres años anteriores a la presentación de la solicitud.

e) No haber iniciado las obras de adecuación funcional de la vivienda antes de la fecha de presentación de la solicitud.

Los requisitos señalados en las letras a), b) y c),  deberán mantenerse desde la presentación de la solicitud hasta la fecha de finalización del periodo de justificación.

También hay subvenciones para la Rehabilitación de Viviendas privadas para la conservación y la mejora de la accesibilidad de las viviendas, cambiar ventanas, con las que reducir el consumo energético o mejorar tejados en casas unifamiliares.

Y la tercera línea va dirigida a la Rehabilitación de Edificios que quieran instalar ascensores.

Estas ayudas que se cobrarán con rapidez según ha destacado la secretaria general de Vivienda de la Junta de Andalucía, Alicia Martínez.