Desde 2005 a tu lado

DECLARADA DE UTILIDAD PÚBLICA

Desde 2005 a tu lado

DECLARADA DE UTILIDAD PÚBLICA

Hablar de nuestros miedos e inquietudes es una necesidad en la ELA

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

almeria 1
Grupo de Ayuda Mutua en Almería

Una decena de familiares de pacientes con ELA de la provincia de Almería, se reunieron ayer la sede de la Asociación de Esclerosis Múltiple en la capital almeriense para compartir experiencias, inquietudes, emociones y hablar de la Esclerosis Lateral Amiotrófica sin reservas en un Grupo de Ayuda Mutua para familias afectadas de ELA.

Abordamos de manera conjunta las experiencias, dificultades y posibles interpretaciones. Las primeras reflexiones giraron en torno a las dificultades planteadas cuando las familias piden un segundo diagnostico; seguimos con los protocolos elaborados para la administración de pruebas y las diferencias que existen dependiendo de los profesionales que las interpretan.

Asimismo, expresamos las peculiaridades de cada caso de ELA, las ayudas que se necesitan y el trayecto que queda por recorrer para elaborar un proceso de afrontamiento adaptado a sus particularidades. Hablamos de las características del momento del diagnóstico y cómo nos gustaría que se nos planteara.

Ha sido un grupo distendido, que evidencia a unos pasos previos, ya que parte de los participantes se conocían del encuentro que la Asociación organizó el pasado mes de marzo y que ya entonces comenzó a dar los primeros pasos de unidad, de contacto y de ayuda mutua.
Terminamos, porque era la hora de irnos, pero la experiencia a todos nos dejó un semblante más relajado al final, tras verter nuestras inquietudes y reflexiones. Se consiguió por tanto, lo que pretendíamos: afianzar el grupo de ayuda mutua y hacernos fuertes para luchar contra la ELA.

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]